miércoles, 21 de septiembre de 2011

La elegancia del erizo

"La eternidad se nos escapa.
Tales días, en los que naufragan en el altar de nuestra naturaleza profunda todas las creencias románticas, políticas, intelectuales, metafísicas y morales que años de educación y de cultura han tratado de imprimir en nosotros, la sociedad, campo territorial agitado por grandes ondas jerárquicas, se sume en la nada del Sentido. Adiós a los pobres y  a los ricos, a los pensadores, a los investigadores, a los dirigentes, a los esclavos, a los buenos y a los malos, a los creativos y a los concienzudos, a los sindicalistas y a los individualistas, a los progresistas y a los conservadores; ya no son sino homínidos primitivos cuyas muecas y sonrisas, gestos y adornos, lenguaje y códigos, inscritos en el mapa genético del primate medio, sólo significan esto: representar su papel o morir.
Esos días uno necesita desesperadamente el Arte. Aspira con ardor a recuperar su ilusión espiritual, desea con pasión que algo lo salve de los destinos biológicos para que no se excluya de este mundo toda poesía y toda grandeza.
Entonces uno toma una taza de té o ve una pelicula de Ozu, para retraerse de las lidias y las batallas que son los usos y costumbres reservados de nuestra especie dominadora, y para imprimir a este patético teatro la marca del Arte y sus más grandes obras."
Fragmento del libro La elegancia del erizo.

miércoles, 27 de julio de 2011

J. These are hard times for dreamers

El miedo de Lullaby. La devaluación del significado de un te quiero. Mi generación sólo sabe hablar en primera persona, mi generación ha matado la imaginación, la quietud y la inspiración. Es predecible, solo son copias, ya nadie crea. Perdón abuela preferí un poeta a un abogado, ya han pasado los años del hambre, se me ha olvidado pensar en el futuro. Hay gente que mira en el metro a las chicas que llevan lo ultimo de inditex como perdonandoles la vida, creen estar fuera del sistema, pero la única diferencia entre uno y el otro,es que el primero forma una parte más de la sociedad, pero no lo sabe, y la otra reconoce lo que es, donde está, para bien o para mal...
Esto ya no da para más. No tengo nada mejor que ofrecerles hoy.


jueves, 7 de abril de 2011

aurea mediocritas

Me veo inundada por una vorágine de libros, folios y en definitiva palabras. En mi mente el peor de los males acecha casi como una constante a la que no puedo vencer: miedo. ¿A quien? cualquiera es ahora mi competidor y siento, impotencia a su lado. ¿Quién me enseñó a menospreciarme? aun no lo se, pero como lo averigüe vamos a tener unas "palabras".  Complejos de mujer, tópicos de ayer, ahora y siempre, que tienen más de verdad que de mito.
¿Qué tengo yo que ofrecerte, qué no lo vaya a tener otra? nada. Esa es la respuesta.
La política se ha convertido, aunque siempre lo fue, en la religión que divide a la gente y todos formamos parte de un bando. No quiero saber más de ella si tú estás en un lado y yo en otro.
Y no quiero encontrarme a la deriva como este país, le odio y no quiero tener nada que ver con el. Los políticos llevan haciendo de el un lugar peor desde el principio de los tiempos.
Nos dicen "os han criado como a mini-intelectuales y científicos incapaces de hacer una metáfora decente que no saben escribir nada sensual, nada no tecnocrático" . Por que se les ha olvidado enseñarnos como amar porque estaban muy ocupados en enseñarnos como mirarnos el ombligo. ¿ Y cómo se enseña a amar? no lo se, imagino, que con tiempo, con mucha lectura y dejando a un lado el orgullo, es decir, a nosotros mismos. Esto es lo poco, si es que lo he conseguido, aprender.
Si tienen algo que objetar escribanlo, pero esto es todo lo que puedo aportarles hoy.

jueves, 31 de marzo de 2011

El Imperio

Los alemanes dicen  Zeitgeist, espíritu de la época. Pues fascinante, trascendente y prometedor es el momento en que aquel espíritu de la época, que ha estado dormitando apático e inerte, cual pájaro aferrado a una rama bajo chuzos de una lluvia torrencial, de pronto y sin un motivo aparente (al menos un motivo que pudiera explicarse sólo por causas racionales) levanta un vuelo audaz y lleno de júbilo. Todos oímos aquel alborozo que estimula nuestra imaginación y nos infunde energías: empezamos a actuar.

Ryszard Kapuscinski - El imperio




pdta: yo me quiero dedicar única y exclusivamente a leer libros. ¿ Habrá alguna subvención del Estado para eso? Sería totalmente injusto que no la hubiese...

martes, 15 de marzo de 2011

La destrucción o el amor

Antes de nada, me gustaría hacer un pequeño inciso. Como "deberes" para la semana que viene entre otras muchas cosas tengo que escribir un soneto de amor. Nunca me ha gustado escribir sobre amor, me parece muy complicado, me gusta dejar a los grandes en esos temas... Aun así todos alguna vez hemos escrito sobre amor, de hecho en este mismo blog hay cosas escritas por mi que hablan de amor, o por lo menos lo intentan. 
En definitiva y buscando inspiración, la generación del 27 siempre me ha servido como tal, además de la música, en este casi white lies (a los que mañana veré en directo) me parecen perfectos para este poema en concreto, con esa mezcla de amor, pasión, muerte y juventud. Y por supuesto nunca mejor inspiración que nuestro propio amor.
Se querían
Sufrían por la luz, labios azules en la madrugada,
labios saliendo de la noche dura,
labios partidos, sangre, ¿sangre dónde?
Se querían en un lecho navío, mitad noche, mitad luz.

Se querían como las flores a las espinas hondas,
a esa amorosa gema del amarillo nuevo,
cuando los rostros giran melancólicamente,
giralunas que brillan recibiendo aquel beso.

Se querían de noche, cuando los perros hondos
laten bajo la tierra y los valles se estiran
como lomos arcaicos que se sienten repasados:
caricia, seda, mano, luna que llega y toca.

Se querían de amor entre la madrugada, 
entre las duras piedras cerradas de la noche ,
duras como los cuerpos helados por las horas,
duras como los besos de diente a diente sólo.

Se querían de día, la playa que va creciendo,
ondas que por los pies acarician los muslos,
cuerpos que se levantan de la tierra y flotando...
Se querían de día, sobre el mar, bajo el cielo.

Mediodía perfecto, se querían tan íntimos,
mar altísimo y joven, intimidad extensa,
soledad de lo vivo, horizontes remotos 
ligados como cuerpos en soledad cantando.

Amando. Se querían como la luna lúcida,
como ese mar redondo que se aplica a ese rostro,
dulce eclipse de agua, mejilla oscurecida,
donde los peces rojos van y vienen sin música.

Día, noche ponientes, madrugadas,espacios, 
ondas nuevas, antiguas, fugitivas, perpetuas,
 mar o tierra, navío, lecho, pluma, cristal,
 metal, música, labio, silencio, vegetal,
mundo, quietud, su forma. Se querían, sabedlo.

Vicente Aleixandre

domingo, 16 de enero de 2011

recuerdos/ imágenes

Muchas veces deseo con todas mis fuerzas tener una cámara en todo momento, capaz de captar justo lo que ven mis ojos. Recuerdo entonces que no es el ojo en sí el que ve, si no la mente y algunas de esas imágenes no tienen cabida en invento artificial.
De la misma forma deseo llevar siempre mi libreta negra, esto parece mucho más posible y de hecho lo es, pero muchas veces cuando vas a pasar por escrito algo, se te ha olvidado cual era exactamente la idea.
Entre tanto me acordé de un recuerdo lejano.
La primavera pasada. Viajamos en moto por carreteras poco transitadas hacia pueblos cercanos del extrarradio. Todas las cosechas y plantaciones estaban en su máximo esplendor y aunque parecía tan sólo un paisaje creado con un derroche de imaginación era tan real como nosotros. El verde, con el reflejo del sol de media tarde, casi te cegaba y en lo alto de las pequeñas colinas se salvaba alguna encina. El aire de entretiempo a gran velocidad era muy frío, en cambio, parecía hacernos sentir aun más vivos. No podíamos mirarnos, ni hablarnos, pero me agarraba tan fuerte a ti que podía sentir lo que pensabas ...
Cosas como estas desbancan a cualquier cámara pensada y ponen en primer lugar a la mente, hecha por el mejor creador.

jueves, 16 de diciembre de 2010

Marie Curie

En la puerta de mi facultad hay una pintada en la que se puede leer: " hasta los ovarios de tantos cojones".
Después de dos siglos de lucha, las mujeres hemos llegado a esto, ¿Y qué es esto?
La realidad de muchas mujeres, por mucho que nos queramos engañar, es que  hoy en día trabajan el mismo tiempo que el hombre pero cuando llegan a su casa, no descansan o se dedican a sus aficiones como ellos, sino que tienen que cuidar su hogar y sus familia; en la mayoría de los casos tienen un puesto inferior a sus maridos y por con siguiente menos remunerado. ¿Y qué ocurre con las jóvenes? La mayoría del tiempo la pasan pesando en su novios, ex-novios o posibles futuros novios y la otra parte la pasan comentándolo con sus amigas, ¡sí en pleno siglo XXI! Los ídolos no son Marie Curie o Edith Stein, no, es Riahana a la que pegaba su novio y en su último gran éxito dice: " me encanta la forma en la que me mientes".
¿ Y mientras tanto que hacemos las mujeres? La mayoría nada. ¿Porqué?. Porque una gran mayoría creen ser muy libres por enseñar "cacha" y a la otra muy "igual" por llevar pantalones.
Al final Nietzsche va a tener razón la emancipación de la mujer es una gran mentira.
A las mujeres nos han dicho los hombres que somos iguales que ellos y nosotras no sólo nos lo hemos creído, sino que nos hemos conformado.
Miren yo soy mujer y no hombre, por lo tanto no somos iguales. No necesito un ministerio de igualdad porque es un absurdo y un gasto de dinero. No necesito que un 50% de los ministros sean mujeres, sino que sean los mejores aunque fuesen todo mujeres o todo hombres.
Como estudiante y espero, futura periodista, me encuentro en  una profesión en la que en el último año 5.564  están en paro y un 60% son mujeres. Lo que necesito es que cuando vayan a tener en cuenta mi trabajo se fijen en si es bueno o no y que mi salario sea acorde con el.
Lo que necesitan las mujeres de este país es unos horarios flexibles y un trabajo a media jornada  y que tengan las mismas oportunidades en la vida laboral. Porque a día de hoy, en un pequeño artículo de el País, he leído como una gran mayoría de hombres que sus pareja sentimental gana más que ellos, se deprimen o la dejan.
 No se que nos ha pasado, ni donde han quedado esas grandes mujeres del pasado, pero espero que despertemos pronto.
Loading...